El árbol de Navidad y su leyenda

 arbol-de-Navidad-Adornado

Buenos días a todos!!!

Queremos dedicar la entrada de nuestro blog a un árbol que en estos días, y según cuenta la tradición, desde el 8 de Diciembre, se cuela en todos nuestros hogares con sus luces y adornos… ¿queréis saber un poco más de él? Pues entonces seguir leyendo seguro que os resultará al menos curioso el símbolo y significado de algunos de sus matices…

 Son muchas las leyendas que hacen referencia a la aparición del primer árbol de Navidad y en estas fechas no queríamos dejar pasar la oportunidad de poder compartir con todos vosotros algunas de ellas…

Esta leyenda proviene de una antigua y vieja tradición en Europa…

“Durante una muy fría noche de invierno, un niño estaba buscando un refugio donde poder cubrirse y entrar en calor ante el desamparo de la noche. Lo recibieron en su casa un leñador y su esposa y le dieron de comer. Durante la noche, el niño se convirtió en un ángel vestido de oro: era el niño Dios. Para recompensar la bondad de los ancianos, tomó una rama de pino y les dijo que la sembraran, prometiéndoles que cada año daría  frutos. Y así fue: aquel árbol dio manzanas de oro y nueces de plata”.

 Otra de ellas, mitad historia mitad leyenda, procedente del centro y norte de Europa y quizás la más extendida por todo el mundo cuenta que…

Al regresar a Alemania San Bonifacio (680-754), obispo evangelizador, y al ver que su evangelización no había calado en los alemanes…

Lleno de ira tomó un hacha y cortó el roble sagrado donde se preparaban a celebrar el solsticio de invierno.

La leyenda aseguraba que el roble, en el primer golpe del hacha, cayó con estrépito derribado por una ráfaga de viento y que se desplomó sobre un pequeño abeto que resistió su peso intacto junto a los restos y ramas rotas del roble caído. En aquel instante, San Bonifacio identificó aquel abeto con el amor perenne de Dios, y lo adornó con manzanas (que simbolizaban el pecado original y las tentaciones) y velas (que representaban la luz de Cristo que viene a iluminar el mundo), convirtiendo la tradición pagana en una tradición cristiana plena de significado.

En la cultura cristiana, el árbol también está cargado de simbología. Representa el árbol de la vida del jardín del Edén y los adornos son las gracias y dones de los hombres en el Paraíso, que deben recuperar. El abeto, al permanecer verde representa además la inmortalidad y su cima apuntando hacia arriba señala al cielo, la morada de Dios.

La forma triangular del árbol (por ser generalmente una conífera, con particular incidencia del abeto) representa a la Santísima Trinidad.

Con el tiempo se agregó la tradición de poner regalos para los niños bajo el árbol y aquellas manzanas terminaron siendo sustituidas por las populares bolas de Navidad y las velas por las luces que lo iluminan.

La costumbre de adornar árboles para dar la bienvenida a la Navidad parece que se inició en Alemania y Escandinavia en los siglos XVI y XVII, extendiéndose posteriormente a otros países. Como dato curioso, se dice que la primera vez que se colocó un árbol navideño en España fue en Madrid, durante las navidades del año 1870.

Y aún hay otro dato curioso, según los católicos, las esferas simbolizan las oraciones que se hacen durante el período de Adviento y sus colores responden si son rojas, a peticiones; plateadas, a agradecimiento; doradas, a la alabanza y azules, al arrepentimiento.

Cada elemento que adorna el árbol de Navidad tiene un significado, entre los más utilizados están:bolasnavidad

Estrella: colocada generalmente en la punta del árbol, representa la fe que debe guiar la vida del cristiano, recordando a la estrella de Belén.

Esfera: representan los dones que Dios les da a los hombres.

Lazos y cintas: Representan la unión de las familias y personas queridas alrededor de los dones que se desean dar y recibir.

Luces: en un principio eran velas, representan la luz de Cristo nuestro camino en la fe.

Angelitos: Son los mensajeros entre el cielo y la tierra y son los encargados de protegernos.

La verdad, es que son muchas las formas de decorarlos hoy en día y en todos y cada uno de ellos se puede encontrar algo que llama la atención, será por sus colores, por sus luces o simplemente por el verde intenso de su imagen…sea sólo por una de esas razones o por todas en su conjunto lo cierto es que todos estos árboles de Navidad que adornan nuestras casas y nuestras calles, nos permiten poder contemplar nuestra ciudad de una manera única y distinta al resto del año…de una manera mágica que sólo la Navidad puede conseguir.

Esperamos que os haya gustado y que estéis disfrutando de estos días.

Un millón de besos!!!

Un pensamiento en “El árbol de Navidad y su leyenda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *