LA LEYENDA DE LA MATRIOSKA

matrioska-wideHola a todos!!!

Hoy nos toca viajar a Rusia y conocer un poquito más de estas preciosas muñequitas rusas creadas en 1890 y que podemos encontrarnos por cualquier rincón del país.

Cuenta una antigua Leyenda rusa que…

“Había una vez un viejo carpintero ruso llamado Serguei.
El viejo Serguei, fabricaba preciosos objetos de madera: silbatos, juguetes, instrumentos musicales… Para ello, todas las semanas, salía a buscar buena madera al bosque para su trabajo.

Aquella noche había nevado mucho, pero con los primeros rayos de sol de la mañana, nuestro amigo salió esperando tener fortuna y encontrar un buen tronco con el que poder trabajar la madera. Pero sólo encontró viejos trozos de madera húmedos y pequeños, que con suerte solo podían servirle para calentarse al fuego.

Cuando iba a retirarse rendido por el cansancio, algo llamó su atención: un bulto grande sobresalía sobre la nieve. Al agacharse, vio el más hermoso de los troncos que nunca había recogido, de una maravillosa madera blanquecina. Serguei tomó fuerzas y recogió el tronco, que transportó hasta su casa. Tomó aquel tronco como el mayor de los tesoros y pensó que debía valer para hacer algo muy especial.

Pasó días y noches sin dormir, hasta que por fin se le ocurrió hacer una muñeca con la madera y así lo hizo. Cuando terminó, estaba tan orgulloso de su trabajo, que decidió no ponerla en venta. Se sentía muy solo y aquel pequeño objeto lo acompañaba en su soledad.

-Te llamaré “Matrioska”- dijo a la pequeña muñeca.
Cada mañana, Serguei se levantaba y saludaba a su amiga:
-Buenos días, Matrioska. Hasta que un día, la Matrioska contestó:
-Buenos días, Serguei. Serguei se quedó muy impresionado y volvió a responder:
-Buenos días, Matrioska.
El viejo carpintero se sentía muy afortunado de tener alguien con quien conversar en su soledad. Pero Matrioska solo hablaba cuando los dos estaban solos.

Un día, Matrioska se levantó muy triste. Serguei, que lo había notado, preguntó:-¿qué te pasa, mi querida Matrioska?-¡que no es justo!-¿el qué?- contestó el carpintero.
-Cada mañana me levanto y veo a la osa con sus oseznos, a la perra con sus perritos… incluso tú me tienes a mí. Yo querría tener una hijita- contestó la Matrioska.
-Pero entonces- le dijo Serguei- tendría que abrirte y sacar madera de ti, y eso sería doloroso.-Ya sabes que en la vida las cosas importantes siempre suponen pequeños sacrificios- contestó la bella Matrioska.

Y así fue como el carpintero abrió a su pequeña muñeca y de ella extrajo madera de su interior, para crear una muñequita más pequeña pero exactamente igual a ella, a la que llamó “Trioska”.
Desde aquel día, todas las mañanas saludaba:-Buenos días Matrioska, buenos días Trioska.-Buenos días, Serguei- respondían al unísono.
Muy pronto ocurrió que Trioska también sintió la necesidad de ser madre. Así, el viejo Serguei volvió a repetir el proceso y de ella sacó otra muñeca exacta a ella pero más pequeña a la que llamó “Oska”.

Al cabo de un tiempo, también el instinto maternal se despertó en Oska, que rogó a Serguei que la hiciera madre. Al abrir a Oska, se dio cuenta de que sólo quedaba un mínimo trozo de madera. Sólo una muñeca más podría realizarse.

Entonces, el viejo carpintero tuvo una gran idea. Fabricó un diminuto muñeco y antes de terminarlo, le pintó unos grandes bigotes. Cuando lo hubo terminado, lo puso delante del espejo y le dijo:-mira, “Ka”,… Tú tienes bigotes. Eres un hombre. Por tanto, no puedes tener un hijo o una hija dentro de ti.

Después abrió a Oska. Puso a Ka dentro de Oska. Cerró a Oska, abrió a Trioska. Puso a Oska dentro de Trioska. Cerró a Trioska, abrió a Matrioska. Puso a Trioska dentro de Matrioska y cerró a Matrioska. Un día, Matrioska desapareció misteriosamente con toda su familia dentro y nunca la han vuelto a encontrar. Serguei quedó desolado.

Estará en alguna tienda de antigüedades o en la estantería de alguna vieja librería. Si la encuentran no duden nunca en darle el mayor cariño, porque ella no dudó en hacer el mayor de los sacrificios por alcanzar algo tan importante como la maternidad.”

Y esta es la historia de Serguei y su muñeca Matrioska.

Se dice que las Matrioskas fueron inspiradas en unas muñecas similares traídas desde Japón en el siglo XIX. Originariamente se les dio el nombre de Matriosha, diminutivo del nombre femenino Matriona, que proviene del latín “mater” (madre). El nombre se asociaba a la madre de una familia numerosa, sana y optimista.

Para tallar las muñecas no se utiliza cualquier madera, únicamente tilo y abedul que talan en la primavera temprana, cuando el árbol empieza a segregar savia y luego lo mantienen al aire durante un año como mínimo. Todas las muñecas incluidas en una Matrioska deben ser construidas a partir del mismo bloque de madera, pues la expansión y contracción de la madera —así como la humedad— son características únicas que varían de bloque a bloque. La primera figura en ser tallada es la más pequeña siendo esta la única pieza entera y la que dará a las otras la medida.

Con los primeros trazos del pincel se dibuja la forma del rostro, luego se describen los ojos que son, como dicen, “el espejo del alma”. “En cuanto con la última pincelada se “abren” los ojos, la Matrioska se aviva y mira al artesano, pidiendo mayor belleza” -, dicen los artífices de muñecas. Hoy día, para adornar las muñecas matrioska IIse utilizan materiales nuevos, aparte de los tradicionales: en ocasiones utilizan una película especial que imita al oro, también se decoran con estrellas y jarrones o recipientes sostenidos por las muñecas… todo en multitud de colores. Los artífices recalcan que el único secreto estriba en poner toda el alma en el trabajo: entonces la Matrioska es especialmente atractiva.

De este modo, cada Matrioska que sale a la luz es original, con la expresión, sonrisas y adornos únicos y distintos de todas las demás.

Esperamos que os haya gustado.

Un millón de besos para todos!!!

10 pensamientos en “LA LEYENDA DE LA MATRIOSKA

  1. Pingback: Matrioskas | creciendoentreflores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

Current day month ye@r *