La Leyenda del Hilo Rojo

La Leyenda del Hilo Rojo

Hola a todos!!!

Hoy para inaugurar este blog quería compartir con vosotros esta preciosa leyenda. El texto literal viene a decir…

“Un hilo rojo invisible conecta a aquellos que están destinados a encontrarse, sin importar tiempo, lugar o circunstancias. El hilo rojo se puede estirar o contraer, pero nunca romper”

Me gustaría contaros dos de las leyendas más famosas, una de ellas proviene de China y cuenta que…

“Un anciano que vive en la luna, sale cada noche y busca entre almas aquellas que están predestinadas a unirse en la tierra, y cuando las encuentra las ata con un hilo rojo para que no se pierdan”

Otra de ellas y que proviene de Japón cuenta que…

“Hace mucho tiempo, un emperador se entero de que en una de las provincias de su reino vivía una bruja muy poderosa que tenía la capacidad de poder ver el hilo rojo del destino y mando traerla ante su presencia.
Cuando la bruja llegó, el emperador le ordeno que buscara el otro extremo del hilo que llevaba atado al meñique y lo llevara ante la que sería su esposa; la bruja accedió a esta petición y comenzó a seguir y seguir el hilo. Esta búsqueda los llevo hasta un mercado en donde una pobre campesina con un bebe en los brazos ofrecía sus productos.
Al llegar hasta donde estaba la campesina, se detuvo frente a ella y la invito a ponerse de pie e hizo que el joven emperador se acercara y le dijo: “Aquí termina tu hilo”, pero al escuchar esto, el emperador enfureció creyendo que era una burla de la bruja, empujo a la campesina que aun llevaba a su pequeña en los brazos y la hizo caer haciendo que la pequeña se hiciera una gran herida en la frente, ordeno a sus guardias que detuvieran a la bruja y le cortaran la cabeza.
Muchos años después, llego el momento en que el emperador debía casarse y su corte le recomendó que lo mejor era que desposara a la hija de un general muy poderoso. Aceptó y llegó el día de la boda y el momento de ver por primera vez la cara de su esposa, la cual entro al templo con un hermoso vestido y un velo que la cubría totalmente.
Al levantarle el velo vio por primera vez que su hermoso rostro….tenía una cicatriz muy peculiar en la frente”

Esta leyenda surge en la época en la que se tenía la creencia de que la arteria ulnar conectaba el corazón con el dedo meñique. Al estar unidos por esa arteria se comenzó a decir que los hilos rojos del destino unían los meñiques con los corazones, es decir, simbolizaban el interés compartido y la unión de sentimientos. En Japón, durante el Periodo Edo (1603 a 1867) algunas mujeres se amputaban el dedo meñique para demostrarles su amor a sus maridos. Se consideraba un símbolo de lealtad.

Hoy en día, muchos japoneses suelen cerrar promesas haciendo una “promesa de meñique” habiéndose extendido en la actualidad esta costumbre a otras culturas.

Hay más versiones de la leyenda, pero en todas ellas hay un nexo de unión y es la existencia de ese hilo rojo que se encuentra alrededor de nuestro meñique y que a lo largo del tiempo nos va acercando a distintas personas ya sean familiares, amigos o conocidos.

Si eres capaz de pararte un instante a pensar e intentar ir más allá de las palabras del texto quizás puedas llegar a sentir y percibir todos esos hilos rojos que se han ido entrelazando en tu vida.

Es verdad que a lo largo de la vida, a veces se estiran, a veces se enredan y otras veces se contraen, pero lo que sí es verdaderamente cierto es que el verdadero y sincero lazo familiar, el verdadero y sincero lazo que existe en la amistad y el verdadero y sincero lazo que te une a tu amor verdadero para siempre… suceda lo que suceda a lo largo de nuestras vidas nunca podrá romperse.

Os recomiendo que leáis el texto literal de la leyenda varias veces porque en cada una de sus lecturas sentiréis una tranquilidad y una gratitud inmensa por saber en vuestro interior que en verdad si existen esos hilos y si existen esas personas especiales en tu vida que pase lo que pase estarán siempre ahí…a vuestro lado.

Feliz puente a todos!!!

Mil besos